HIGIENE POSTURAL EN PEDIATRÍA. PLAGIOCEFALIA

HIGIENE POSTURAL EN PEDIATRÍA. PLAGIOCEFALIA

HIGIENE POSTURAL EN PEDIATRÍA. PLAGIOCEFALIA

Con este artículo pretendemos dar nociones básicas sobre los cuidados a tener en cuenta a la hora de movilizar, desplazar y mantener en decúbitos a nuestros peques, con el objetivo de que los padres, cuidadores, docentes y terapeutas disminuyamos al máximo las posibles consecuencias de los malos hábitos en los diferentes posicionamientos y movilizaciones del día a día.

Hay que tener en cuenta que durante los primeros años de vida los niños se encuentran en fase de desarrollo y crecimiento, y cualquier estímulo mantenido durante muchas horas al día, principalmente en los primeros meses, tiene una incidencia muy importante en el organismo. Basta por ejemplo con mantener una posición a la hora de sentarnos durante muchas horas diarias durante el primer año de vida para que en nuestra edad adulta sea esa misma posición la que nos resulte más cómoda, ya que nuestro cuerpo se ha adaptado en su fase de desarrollo a esa posición.

El tejido óseo, ligamentario y muscular del niño es completamente moldeable y se encuentra abierto a recibir cualquier tipo de estímulo. Todos los neonatos nacen acomodados a la postura corporal que han mantenido durante los 2 últimos meses principalmente, en la fase de encajamiento, y tienden a presentar en un 90 % una convexidad derecha en la columna con la cabeza rotada hacia la derecha. Al mismo tiempo la presentación cefálica más habitual en los partos (70%) es la occipital iíaca izquierda anterior, con rotación derecha cervical.

Las principales causas por las cuales es recomendable tener ciertas nociones en cuenta son las consecuencias de los malos decúbitos, como los aplanamientos craneales, las coxas varas y las tortícolis.

Lo más natural y fisiológico sería mantener al niño en un contacto piel con piel sobre el pecho o espalda de la madre durante prácticamente todas las horas del día, como ocurre en el medio natural con algunas especies de primates o en tribus de áfrica occidental y sudamérica.

Criterios de movilización

1  Para influir correctamente en la postura del niño es recomendable variar su posición en la cuna a noches alternas, es decir situar la cabeza donde tuvo los pies la noche anterior, de tal manera que los estímulos hacia los que se dirija que van a determinar su tendencia a posicionar la zona cervical y la cabeza no le lleguen todos los días desde el mismo lado. Los peques se guían principalmente por dónde esté situada su madre o por dónde entre el estímulo de la luz.

2  Es recomendable mantener al niño la mayor parte de tiempo posible en posiciones verticales, es decir, la superficie sobre la que estén tumbados que esté algo reclinada y preferiblemente portarles la mayoría del tiempo en lugar de dejarles tumbados. Aquí entran en juego las mochilas, fulares y portabebés.

mochila_bebe

3 A la hora de coger a un niño se hará preferiblemente con una mano bajo la cabeza y otra bajo la pelvis. Evitar realizar excesivas tomas axilares para no someter a presiones de repetición a los cartílagos costales.

4 En niños que han sufrido hospitalizaciones o por cualquier razón han tenido que permanecer tumbados durante mucho tiempo es necesario el uso de cojines, colchones y almohadas antiescaras, y si es posible cambiar constantemente la posición del niño mientras permanece tumbado.

5  A la hora de dirigirnos a los niños o jugar con ellos lo haremos desde el lado que nos permita que gire la cabeza hacia donde más le cuesta movilizarla, para estimular ese gesto que no realiza con facilidad.

6  Se evitará en la medida de lo posible el uso excesivo de chupetes, se utilizará preferiblemente  en los momentos de irse a dormir, de tal manera que no influyamos negativamente en el crecimiento de huesos del paladar y desarrollo de musculatura de la succión. No tiene nada que ver el mecanismo de succión sobre el pezón de la madre al realizado a la hora de succionar un chupete.

7  En caso de tortícolis congénita, en la cual el niño presenta una limitación a la hora de realizar una rotación cervical con la musculatura lateral hipertónica y fibrosada, que suele presentar plagiocefalia asociada, es recomendable acudir al profesional osteópata. A parte del tratamiento manual los padres podrán realizar ejercicios de estímulo que obliguen a niño a girar en sentido contrario a la fijación, estimulando así con la musculatura ocular la actividad de músculos suboccipitales por el reflejo oculo-cefalo-giro. Igualmente podrán realizar ejercicios de descompresión occipital y de tratamiento de la musculatura cervical con suaves pasajes a través del ECOM( esternocleidomastoideo) principalmente.

 

Plagiocefalias y cascos ortopédicos en pediatría

PLAGIOCEFALIA

Los cascos que habréis visto en alguna ocasión en algún niño desde los pocos meses de vida hasta los 2 años aproximadamente, según la patología, son ortesis que tratan de ir recuperando la conformación normal de la bóveda craneal. Se prescriben en situaciones en las cuales los aplanamientos o deformidades de los huesos craneales son moderados o graves. Su uso es recomendable previa valoración por neurología, y se elaboran en ortopedias técnicas. Siempre que la deformidad craneal requiera su uso es necesario combinarlo con terapia manual osteopática.

Como tal un aplanamiento craneal, que recibe diferente nombre en función del hueso y la región que se ve afectada, no se trata de una patología grave salvo que se asocie a anomalía congénita de tipo neurológico principalmente, es bastante habitual debido al ritmo de vida y la influencia social a la que nos vemos sometidos obligándonos a mantener a los niños tumbados durante mucho tiempo, y al uso de instrumental para la extracción del niño durante el parto (ventosa, espátulas, fórceps, cuchara), provocándose presiones sobre diferentes zonas del cráneo, en el caso de los decúbitos de forma repetitiva.

Todo hueso presenta en estas edades una gran proporción de tejido cartilaginoso denominado mesénquima que poco a poco va a ir convirtiéndose en tejido óseo durante el proceso de osificación. Cada hueso presenta unos ritmos propios de osificación, y dependiendo de la región del cráneo pueden variar desde los 8 meses hasta los 7 a 9 años, lo que nos permite conseguir buenos resultados con tratamiento manual hasta edades relativamente avanzadas en los niños.

 

El objetivo de la terapia manual osteopática es eliminar los acabalgamientos existentes entre diferentes huesos craneales y movilizar las regiones óseas que se encuentran imbricadas o torsionadas para recuperar la forma, posición y movilidad normales de las diferentes partes que conforman un hueso de la esfera craneal. De esta manera su crecimiento será correcto y no influirá negativamente en la multitud de forámenes existentes en el cráneo por los que emergen y pasan estructuras vasculares y nerviosas de gran importancia.

El aplanamiento más conocido es el que afecta a la región posterior del cráneo, al hueso occipital, que recibe el nombre de Plagiocefalia deformacional posterior.

Existen otras alteraciones como la braquiocefalia en la que el cráneo adquiere un diámetro superoinferior reducido, cabeza ancha y aplanada a nivel superior.

Las dolicocefalias o scafocelalias conforman un cráneo con un diámetro anteroposterior amplio, cráneo alargado de adelante hacia atrás.

La trigonocefalia consiste en el cierre prematuro de la sutura frontal. Presenta frente prominente y estrecha.

La craneosinostosis consiste en la fusión por osificación de tejido fibroso que conforma las suturas o articulaciones entre diferentes huesos del cráneo, generando un cierre precoz de dichas articulaciones. Puede condicionar la aparición del resto de deformidades mencionadas y requerir cirugía en casos graves.

plagiocefalia-casco

 

 

Fuente vídeo: youtube

Autor: Buenos días Aragón

Deja un comentario

Nombre*

Email* (Nunca sera publicado)

Website

El objetivo de esta web es poder prestar toda la información posible acerca de la Fisioterapia y la Osteopatía

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos ahora