LA OTITIS

LA OTITIS

LA OTITIS

En este artículo queremos dar a conocer la actuación de la osteopatía en relación a los procesos inflamatorios del oído de tipo recidivante, es decir a episodios repetitivos de otitis en períodos de tiempo relativamente cortos, principalmente en el ámbito pediátrico. Cabe destacar que la fisioterapia y la osteopatía no deben actuar mientras se esté desarrolando un proceso infeccioso en fase aguda en el organismo, ya que podríamos favorecer su diseminación o agudeza debido a la libertad de información y estímulos que favorecemos con la terapia manual. Siempre deberemos actuar fuera de los días de infección aguda o procesos febriles, y con el objetivo de mejorar la movilidad de las estructuras relacionadas con el oído para favorecer el correcto drenaje de la mucosa presente en la trompa de Eustaquio.

imagen_oido

¿EN QUÉ CONSISTE LA OTITIS?

La otitis se trata de una patología inflamatoria que afecta generalmente al oído medio y los tejidos que lo circundan, apareciendo principalmente en edad infantil o en edad de desarrollo. La afección de la parte externa del conducto auditivo también es frecuente pero en menor medida que la media, y no requiere un seguimiento o tratamiento tan consecutivo.  Ambas suelen ser de tipo bacteriano, y se ven favorecidas por la presencia de excesiva mucosidad proveniente de las fosas nasales hacia la trompa de Eustaquio que comunica el oído medio con la faringe. A este nivel existe una pequeña membrana formada por una prolongación de las inserciones del músculo tensor del velo del paladar que cierra el orificio de comunicación entre el oído medio y la faringe al realizar la deglución o de forma voluntaria acompañado de una apertura de la boca. Fuera de estos dos movimientos, de forma habitual esta región permanece siempre comunicada.

Suele estar presente acompañando a otros procesos inflamatorios de las vías respiratorias altas o por medidas de higiene insuficientes que afectan al oído, tal como el uso de auriculares, tapones contaminados o baños repetitivos en piscinas. Los factores ambientales como cambios estacionales pueden favorecer su aparición. La sintomatología consiste en la presencia de dolor agudo en el oído sobre todo nocturno pudiendo irradiarse a región mandibular, occipital posterior, faríngea y dolor generalizado de cabeza. Se aprecia enrojecimiento del conducto auditivo externo visible. Puede cursar con o sin supuración, y en casos graves puede cronificar, afectando a regiones mastoideas, conducto laberíntico y meninges.

 

¿CÓMO ACTÚA LA FISIOTERAPIA Y OSTEOPATÍA EN LA OTITIS?

Los casos más habituales que vemos en consulta de fisioterapia y osteopatía son niños de entre 1 y 4 años con episodios muy repetitivos de otitis durante períodos de tiempo que rondan el año. Pueden presentar hasta 15 ó 20 episodios en 10 ó 12 meses, la mayoría con tratamiento de antibioterapia. La solución desde el ámbito de la otorrinolaringología es el tratamiento medicamentoso cuando el episodio está en auge y el planteamiento de intervención quirúrgica con drenajes en el caso de la cronicidad descrita. Esta intervención da buenos resultados, pero lo ideal es conseguir una situación en la que el oído tenga la capacidad de drenar el exceso de mucosa por sus propios medios, evitando el paso por quirófano de los niños.

Desde nuestra especialidad centramos el trabajo inicialmente en averiguar el contexto en el cual han aparecido tantos episodios inflamatorios del oído medio, hablando detenidamente con los padres para sacar conclusiones de la posible causa de dicha inflamación. La mayor parte de casos acuden a consulta cuando el niño está a punto de ser intervenido, cuando lo ideal es aplicar terapia manual a los primeros síntomas. Por norma general podemos actuar en la mayoría de las situaciones, siempre fuera de fase aguda infecciosa como hemos comentado al inico.

La terapia manual osteopática que aplicamos en estos caso consiste en mejorar la movilidad principalmente del hueso temporal en relación a todas sus estructuras vecinas, dentro del cual se encuentra el complejo del oído. Las suturas existentes entre el hueso temporal y el hueso occipital así como el parietal son las articulaciones que más requieren su abordaje. Se trabajan también el hueso maxilar, palatinos y tejido blando faríngeo, de tal manera que la recuperación de la movilidad de toda la región favorezca que la mucosa acumulada en el oído drene correctamente a la faringe.

Existen algunos casos en los que nuestra actuación no va a obtener apenas resultados, como situaciones en las cuales existen anomalías congénitas que afectan al paladar óseo o que afectan a la formación de la trompa de Eustaquio, la cual aparece incompleta o con una angulación exagerada con respecto a la dirección del conducto del oído medio. Estas situaciones suelen tener un diagnóstico médico previo, y en el caso de que no lo tengan y sospechemos su presencia realizamos una derivación a otorrinolaringología inmediata.

En adultos existen casos de otitis de repetición que han mejorado notablemente tras un seguimiento de fisioterapia y osteopatía, y generalmente presentaban antecedentes de los mismos procesos infecciosos en infancia.

En resumen, la otitis se trata de un proceso infeccioso del conducto auditivo que puede mejorar con tratamiento de osteopatía, siempre y cuando actuemos fuera de la fase aguda inflamatoria y complementando el diagnóstico si fuera necesario con el ámbito de la otorrinolaringología.

tecnica_temporal

 

 

Deja un comentario

Nombre*

Email* (Nunca sera publicado)

Website

El objetivo de esta web es poder prestar toda la información posible acerca de la Fisioterapia y la Osteopatía

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Llámanos ahora